Todos los años la Orden de Malta realiza su peregrinación a Lourdes, acompañando a enfermos que desean visitar el santuario y encomendarse a Dios por la intercesión de la Virgen María. Son miembros de la Orden y voluntarios de todo el mundo, convocados por las Asociaciones nacionales, encabezados por el mismo Gran Maestre de la Orden, actualmente Frà Giacomo della Torre del Tempio di Sanguinetto, y por sus colaboradores inmediatos.

Es una manifestación de fe y de caridad impresionante, por la devoción de los participantes y por el espíritu de servicio que se manifiesta, con una participación de casi 10.000 personas.

Este año la Asociación argentina estuvo presente con una delegación de 20 caballeros, damas y voluntarios que, encabezados por la Presidenta de la Asociación, Sra. María Podestá, y el embajador de la Orden en la República Argentina, Georg Khevenhüller, se unieron a los peregrinos de todo el mundo. Un profundo agradecimiento a S.A.E. el Príncipe y Gran Maestre que recibió en audiencia privada a los miembros de la delegación, siendo esto una deferencia muy especial.

La organización permitió que todos pudieran intervenir e involucrarse en las celebraciones litúrgicas, en la atención de los enfermos y en las actividades de confraternidad que tuvieron lugar durante esos días. El encuentro con los peregrinos de otras latitudes fue también una de las consecuencias valiosas de la peregrinación. Para destacar la dedicación y la eficiencia puestas de manifiesto por ellos, muchos con una experiencia de varios años, suscitando el deseo de regresar a Lourdes como miembros de la familia melitense.