Ellos son Miguel, Pablo, Alejandro, Walter, Hernán y Jorge. Durante mucho tiempo ellos han luchado para recuperarse del consumo de drogas.
Hoy están realizando un curso de electricidad domestica en el Barrio Ramón Carrillo, Parroquia Virgen Inmaculada, para tener un oficio que les permita trabajar y armarse un futuro. Ponen un gran empeño y son grandes alumnos que se están sobreponiendo a la adversidad con la ayuda de la Orden de Malta.

Es parte de un programa de Becas de la Orden que se extenderá a otros programas y lugares en conjunto con la Fundación de la Universidad Tecnológica Nacional.