Teniendo en cuenta la crítica situación de muchos hermanos, desde hace 2 años, la Orden de Malta salió a la calle, al encuentro de los más necesitados, hombres, mujeres, ancianos y niños en situación de calle, pobreza y vulnerabilidad.

Con el grupo de Voluntarios de la Orden, se cocina en las casas y se reparte comida y bebidas frías y calientes a unas 150 personas por noche. También se los asiste con ropa y demandas personales.

Todos los jueves a las 20 hs. Plaza Libertad, C.A.B.A.