Teniendo en cuenta la crítica situación social de muchos hermanos, desde el año 2013 y en forma ininterrumpida, la Orden de Malta salió a la calle, al encuentro de los más necesitados de nuestra sociedad, hombres, mujeres, ancianos y niños en situación de calle, pobreza y vulnerabilidad.

Con un grupo de personas que actualmente conforman el Voluntariado de la Orden, se cocina y se reparte comida y bebidas frías y calientes a más de 250 personas por noche.

Al día de hoy se han repartido unas 35.000 viandas de comida y se los asiste con ropa y demandas personales.

Además del indispensable alimento físico, los voluntarios buscan relacionarse con ellos, recreando un espacio de contención y de encuentro, bajo la premisa de “se escucha, se cree, se ayuda”.

Nos proponemos llevar una palabra de esperanza, fe y amistad, muy valorada por la gente asistida.

Todos los jueves a las 20 hs. en la esquina de Libertad y Marcelo T. de Alvear, Plaza Libertad, C.A.B.A.